Cuatro millones de PC´s sin soporte

  • Microsoft despide Windows XP definitivamente en dos semanas.

Quedan 14 días para que particulares y empresas que utilizan Windows XP actualicen sus equipos antes de que Microsoft retire el soporte técnico del popular sistema operativo. A partir del 8 de abril la compañía dejará de actualizar el software lo que significa que los equipos serán más vulnerables a ataques informáticos porque no tendrán los parches de seguridad oficiales de Microsoft o que pueden presentar problemas de compatibilidad con periféricos.

Logo-Windows-XPFernando Calvo, director de la división de Windows en España, responde a algunas cuestiones clave de este proceso que le plantea la Cadena SER. Estamos a sólo dos semanas de que Microsoft deje de dar soporte a los usuarios de Windows XP, ¿tenéis datos de cómo va la migración?

La migración, conforme se aproxima la fecha, se está acelerando. Por dar cifras, en el día de hoy tenemos en España algo menos de cuatro millones de PC?s con Windows XP. Todavía hay equipos que tienen que migrar. De esos cuatro millones, algo menos de tres millones están en el mundo de consumo (hablamos de equipos que están en el hogar, en las casas) y un millón en el ámbito de la empresa, sobre todo las más pequeñas.

¿Pero a quién le está costando más desprenderse del Windows XP? Llevais tiempo advirtiendo a vuestros clientes de la conveniencia de cambiar el software…

Justo. Nosotros llevamos desde 2007 comunicando el fin del soporte de Windows XP y conforme se acerca la fecha vamos aumentando el volumen de información que les ofrecemos. Respecto a tu pregunta, está costando más a aquellos clientes y usuarios que están en entornos menos gestionados en el entorno de Tecnologías de la Información (IT)

Es decir, una empresa grande o mediana que tiene un profesional gestionando la IT de la compañía, tiene a una persona que se preocupa por tener esa tecnología actualizada porque el sueldo le va en ello. Sin embargo, en empresas más pequeñas, las que van al día a día, lo dejan más para el final.

Pues expliquemos a esas empresas qué supone el fin de soporte de Windows XP…

Perfecto, lo primero es que en Microsoft estamos muy agradecidos de la lealtad y satisfacción de los usuarios con Windows XP.

Se trata de un sistema operativo creado hace 13 años, diseñado para las necesidades de hace 13 años, y funcionó muy bien en aquella época pero no es un sistema diseñado para lo que se requiere en el día de hoy. Básicamente por dos temas: uno el de seguridad y luego la movilidad, es decir, cuando se creó XP, sólo el 10 por ciento de los usuarios eran activos a nivel online (los que se conectan con cierta frecuencia). Hoy ese porcentaje alcanza el 80 por ciento. Estoy seguro que tú si pasas medio día sin conectividad te vas a sentir perdido.

Eso significa que el sistema operativo tiene que responder a esa necesidad. Necesitamos un sistema operativo que te asegure que todo aquello que has visto o buscado (ya sea en tu móvil, en tu portátil o tableta) esté siempre disponible independientemente del dispositivo que uses.

Y que todo ese material esté seguro, no? Y esa es una de las claves del fin de XP. El 8 de abril, Windows dejará de dar soporte técnico a XP. Eso significa que dejamos de desarrollar, entregar y distribuir actualizaciones de seguridad. Por lo tanto, cualquier equipo después del 8 de abril será más vulnerable a ataques de seguridad. No significa que el equipo no vaya a funcionar, lo hará, pero será mucho más vulnerable a ataques de seguridad. Eso es algo gordo para las empresas y para los usuarios. El coste de tener parada una empresa por un ataque de seguridad es relativo pero, para los usuarios, el coste de perder tus fotografías o el trabajo de la universidad también puede ser importante.

Lo cierto es que cambiar el sistema informático también es un coste extra importante para muchas empresas que les resulta difícil cuadrar las cuentas a final de mes…

Sí… pero los costes de migración tampoco son los mismos que cuando lanzamos Windows XP. Entonces, un equipo te podía costar 700 o mil euros. A día de hoy, puedes adquirir un dispositivo nuevo por el coste de reparar uno viejo. Eso, dejando de un lado, los beneficios que te puede reportar tener un equipo nuevo, mucho más productivo al poder tener la información disponible en cualquier momento. Es como el que tiene un coche viejo y está contento con él hasta que monta en uno nuevo y se da cuenta de lo que se estaba perdiendo.

Entonces, no es un tema tanto de coste de quedarte o no sino también los riesgos de seguridad y la renuncia a la productividad de tener un software moderno y un equipo moderno también.

¿Y a quién recurren las empresas que todavía no han migrado y están interesadas en ello?

En ese sentido estamos trabajando en tres áreas distintas. La primera, información sobre los riesgos y los beneficios de moverte.

La segunda es la formación. Preparar a nuestros partners para ayudar a las empresas en ese proceso de migración. Habrá empresas que tendrán que cambiar equipos, otros que valga con cambiar el sistema operativo y en otros casos será una combinación de ambos. Eso a nivel de empresa, pero a nivel de usuario doméstico hemos estado instruyendo a las tiendas de informática más importantes y creando herramientas gratuitas para que un usuario doméstico pueda ver si lo que tiene es compatible con lo nuevo, otras que facilitan esa migración de archivos… Hay una web (www.tedejoenbuenasmanos.com) donde está toda la información para que aquellos que no sean expertos en tecnología puedan actualizarse.

Intuyo que Microsoft confía mucho en la fidelidad de sus clientes pero puede ser una oportunidad para que algunos se fijen en lo que hace la competencia y se vayan…

Por supuesto. Y eso es lo bueno, que los usuarios tengan opciones y puedan elegir lo que ellos creen que es mejor para ellos… Pero, alternativas fuera del entorno Windows requieren un periodo de aprendizaje. Por ejemplo, si hablamos de otras soluciones de código abierto, requerirá un periodo de aprendizaje grande para un usuario familiarizado con el entorno Windows estos últimos 13 años. Y no sólo hablamos a nivel de usabilidad (cómo se usa el nuevo programa) sino también en cuanto a compatibilidad con los juegos que tienes, las aplicaciones de fotos, la impresora, la máquina fotográfica, el ratón, el teclado… Y al final, tenemos estudios, que demuestran que el entorno Windows es el que ofrece mayor compatibilidad con los dispositivos que tenemos alrededor.

Entonces, confiaís en que el usuario se quede…

Es que no tiene mucho sentido cambiarse… Tener que aprender algo nuevo cuando la industria te da lo mejor de lo que tenías anteriormente más todo el mundo de la nueva pantalla donde tienes todas las aplicaciones modernas con las que puedes interactuar de una forma táctil. Así que tenemos lo mejor de ambos mundos y por qué renunciar a eso.

Pablo Morán

Fuente